Sesión solemne del 28 de noviembre de 2020: entrega de los Premios Academia, 2019

VIDA ACADÉMICA

 

 

Sesión solemne del 28 de noviembre de 2020: entrega de los Premios Academia, 2019
Discurso del Dr. Cs. Luis Velázquez Pérez, Presidente de la Academia de Ciencias de Cuba

Solemn ceremony on the 25th of December, 2020, to give the 2019 Academy Awards
Remarks by Luis Velázquez Pérez, Ph.D., D.Sc.; President of the Cuban Academy of Sciences

 

 

Compañeras y compañeros de la presidencia, premiados, invitados, colegas todos:

Los científicos de estos tiempos tenemos un compromiso con nuestra nación. La investigación desempeña un papel determinante para conectar el conocimiento con el desarrollo económico y social del país. Los resultados que de ella deriven constituyen una fuerza motriz para lograr los objetivos del plan de desarrollo económico hacia el 2030.

La ciencia deviene en una fortaleza necesaria y de soberanía de la nación cubana. Comunicarla a través de los premios, publicaciones, patentes, etc. constituye un deber para los hombres y mujeres de ciencia. Es por ello que la Academia de Ciencias de Cuba, en cumplimiento del Decreto-Ley No. 163 de 1996, reconoce, a través de los premios anuales, los resultados de las investigaciones que más se destacan en el país por su contribución a la ciencia, su visibilidad como parte del patrimonio nacional y universal, su aporte al desarrollo socioeconómico del país y, en especial, por su correspondencia y pertinencia con las prioridades que demanda nuestro desarrollo en el contexto histórico actual.

En el presente año de premiación se presentaron 178 propuestas y se aceptaron 99 trabajos, lo que representó un 55,6 % del total. En esos 99 trabajos han participado 808 autores en general, y de ellos 270 lo hicieron como autores principales. Entre estos autores se destaca la participación de 63 académicos y jóvenes asociados. Es importante destacar que desde 1999 hasta el presente la Academia de Ciencias de Cuba (ACC) ha otorgado 1414 premios para un porcentaje de aceptación de un 40 %.

Hay 150 trabajos premiados que fueron realizados en colaboración con universidades y centros de investigaciones extranjeras de Europa, América Latina y Estados Unidos. En total participaron 38 entidades, de ellas 21 son entidades de ciencia, tecnología e información (ECTI) de organismos, 5 son ECTI empresariales -una perteneciente a la empresa refinería de Cienfuegos- y 11 son de universidades.

Compañeras y compañeros, reciban todos nuestras felicitaciones. El reto está ahora en conocer cuántos de estos trabajos se están aplicando. La ACC conduce un proyecto para identificar y conocer el estatus de esos trabajos y accionar en aquellos casos en los que no se han introducido a la práctica social.

Resulta muy difícil, en un escenario como el actual, no referirnos a la situación que sufre hoy la humanidad como consecuencia de la pandemia que ha generado el nuevo coronavirus, el SARS-Cov-2. Es una situación epidemiológica sin paralelos en la historia de las ciencias médicas y a la cual todos somos susceptibles. Ha llevado a que los sistemas de salud colapsaran en muchos países desarrollados, a que las economías sufrieran una importante recesión, y a que los movimientos de las personas se limitaran considerablemente.

Hasta el presente 188 países han sido afectados, 58 274 052 personas han sido confirmadas y 1 383 551 han fallecido. Lamentable es el panorama de la región de las Américas en el orden epidemiológico, pues la pandemia no ha podido ser controlada hasta el momento.

Cuba no quedó excluida del fenómeno de la pandemia. Sin embargo, el Gobierno cubano comenzó tempranamente con medidas para enfrentar esta crisis sanitaria internacional mediante la aplicación de un modelo innovador caracterizado por el vínculo del Gobierno con la ciencia, el cual ha facilitado la integración, la intersectorialidad, la cooperación, la multidisciplinariedad, la inmediatez en la toma de decisiones, el trabajo en redes nacionales, además del compromiso de la comunidad científica en el enfrentamiento de la pandemia. Todo ello ha facilitado su control desde muy temprano.

Cuba continúa apostando a su ciencia, a su capital humano, a su historia, y a la proyección futura de la ciencia, la tecnología y la innovación. En tanto, la ACC avanza hacia nuevas tareas cumplimentando con un papel más activo su función asesora y consultiva en materia de ciencia para el Estado cubano, participando en todos los espacios relacionados con la ciencia y en los debates de estos tiempos, sugiriendo la manera de cómo hacer mejor las cosas, estimulando la aplicación del método científico, dando prioridad a la atención a los jóvenes.

Si tuviéramos que transmitir un mensaje a todos ustedes, les diríamos que, desde la paz de nuestros laboratorios y las fábricas, o desde los campos de nuestro país, continuemos trabajando de manera consagrada, que nos integremos cada día más, que eliminemos las fronteras entre los saberes y nos formemos en una sola fila, que facilitemos la intersectorialidad y el trabajo multidisciplinario, que nos convirtamos en las legiones de hombres de ciencia que necesita el país, que seamos inclusivos, que transmitamos nuestros conocimientos a las nuevas generaciones, que no descansemos, que transformemos todo lo que sea necesario transformar, que nuestras mentes se abran y sean flexibles para avanzar más, que seamos solidarios, pues eso nos permitirá ser invencibles.

El ejemplo del modelo de ciencia aplicada en el enfrentamiento a la COVID-19 debe ser una lección que apliquemos todos los días en nuestras vidas. Trabajemos para que nuestros jóvenes sean mejores que nosotros, que hereden esta manera de hacer ciencia, pues esta es la forma de lograr avanzar por el camino de la soberanía de la nación.

Hoy la dirección del país ha depositado en la comunidad científica cubana una gran confianza y a la vez se nos ha comprometido para seguir construyendo la sociedad que queremos, la sociedad a la que aspiramos. Con ese importante incentivo, permeados del humanismo martiano y fidelista, seguiremos haciendo ciencia en bien de la humanidad.

Muchas felicidades y éxitos futuros a todos los autores e instituciones destacadas que son premiados en el día de hoy. La Academia de Ciencias de Cuba, junto a ustedes aquí, quiere reconocer a todos los hombres y mujeres que desde diferentes trincheras, desde las comunidades, con nuestros médicos de familia, los cuadros de salud, los diferentes Organismos de la Administración Central del Estado (OACE), los especialistas, los investigadores, los jóvenes estudiantes, las universidades, los centros de investigación y todo nuestro pueblo en general, trabajan denodadamente enfrentando la pandemia, asumiendo los nuevos retos que van apareciendo, como guardianes, y lo hacen con infinito amor por mantener la vida de los seres humanos en Cuba y fuera de Cuba.

A todos, reitero nuestro agradecimiento y las felicitaciones por el deber cumplido.

¡Muchas gracias!



Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.